Páginas

9 de julio de 2011

9 de Julio - Día de la Independencia Argentina

Casa histórica de la Independencia en la provincia de Tucumán. 
Argentina festeja (festejamos) 195 Día de la Independencia con desfiles en diferentes ciudades del país. Y me gustaría compartir con ustedes, un poco de nuestras raíces y de nuestra cultura y de las delicias argentinas. Lo primero que les voy a mostrar, es para mí, lo más rico que puede existir sobre la faz de la Tierra. 

El Mate
Acá nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo. 
Cuando llega alguien a tu casa lo primero que decís es 'hola' y la segunda: '¿unos mates?'.
Esto pasa en todas las casas. Pasa muuuucho entre mujeres charlatanas y chismosas.Y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. 
En verano y en invierno. Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide (Agustín con 11 meses pide a gritos mate). Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón. 
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: '¿Dulce o amargo?'. El otro responde:
'Como tomes vos'. 
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre.
Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da.
 La yerba no se le niega a nadie. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma. 
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores...



Mi abuela tiene una colección de mates y bombillas, increíble. Y la que mejor ceba el mate es mi madre, sin duda. Yo tomo con edulcorante (por la dieta) y mi padre toma amargo y mi hermano toma dulce.


Espero que hayan probado o si viniesen alguna vez, prueben el mate.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno. Sí el mate nos une. Mi blog es www.claudiasprieto.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno. Sí el mate nos une. Mi blog es www.claudiasprieto.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!